30/09/2021

    El objetivo de ACHILES es desarrollar una arquitectura de sistema de control de E/E más eficiente y optimizada para la 3ª generación de EV, integrando cuatro nuevos conceptos tecnológicos.

    En primer lugar, un nuevo concepto de rueda será equipado con sistema de freno completamente gobernado por cable (by-wire braking) , incluyendo un nuevo concepto de freno de fricción. En segundo lugar, una plataforma centralizada albergará las funcionalidades electrónicas de la unidad de tracción y reducirá el número de ECUs y redes de comunicación, cumpliendo al mismo tiempo los requisitos de seguridad y protección. Prestará apoyo a los controladores de dominio centralizados necesarios para aplicar conceptos de alta automatización y autonomía, un requisito fundamental para la movilidad inteligente.

    En tercer lugar, un control por desfase (out-of-phase) que permitirá hacer funcionar intencionadamente el motor eléctrico de manera ineficiente para disipar el exceso de energía de frenado en caso de baterías totalmente cargadas. Como cuarto concepto, un nuevo algoritmo de vectorización del par motor (torque vectoring) mejorará significativamente la dinámica del vehículo. Los avances propuestos reducirán el costo total de propiedad en un 10% y aumentarán la autonomía de conducción en al menos un 11% al tiempo que incrementan la autonomía. ACHILES será probado y verificado en un vehículo real de demostración y en una plataforma de pruebas independiente de la marca. El consorcio del proyecto es otro activo importante. Audi, uno de los OEMs más avanzados tecnológicamente, integrará estas tecnologías en un prototipo de EV de próxima generación. Como proveedor líder, Continental contribuirá con el innovador sistema de frenos. Elaphe, una empresa líder en tecnología para el diseño de motores eléctricos, desarrollará la tecnología de motor adecuada. TTTech, conocida por sus tecnologías de red de comunicaciones orientadas al futuro para la IA y los sistemas basados en la autonomía, será responsable de la tecnología de red. El equipo académico está formado por la Vrije Universiteit Brussel (Coordinador),

    Tecnalia, Ikerlan y Fraunhofer Gesellschaft proporcionarán la base tecnológica, la modelización y los algoritmos para este desafiante esfuerzo. Por último, IDIADA realizará las pruebas y evaluaciones que verifiquen y comprueben el logro de la innovación prometida.

     

    Este proyecto ha recibido financiación del Programa de Investigación e Innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en virtud del Acuerdo de Subvención número 810850.